10 bordados que te inspirarán y enamorarán

El 2020, de acuerdo con las búsquedas de Google, fue un año de “¿cómo hago?”. Esta pregunta que millones en el mundo se hicieron fue por la necesidad de distraernos y explotar nuestro potencial. De hecho, durante el confinamiento, mucha gente comenzó a coser y bordar, y por ello es que decidimos escribir esta nota; para todos los amantes del bordados que no temen expresar sus gustos en la ropa y para los que van empezando. Si eres un experto, esto puede que te resulte “fácil”, pero si eres un principiante debo decirte que estas inspiraciones son hermosas, pero también muy fáciles de hacer. ¿Te suenan las colchas de kantha? Son tan bellas que parecen muy complicadas, pero ¡news flash! Son muy fáciles de crear gracias pese a su simplicidad.

Antes de mostrarte algunos bordados que querrás hacer, debes tener en cuenta que el diseño solo es el inicio. Para que te quede una figura de calidad, debes utilizar un hilo con un buen grosor, la forma en la que ejecutas las puntadas, la superficie de la tela, la pulcritud del trabajo, la proporción del diseño en relación con el artículo y unas buenas puntadas. Si es la primera vez que intentas hacer un bordado, realiza una prueba en una muselina, así como en otras telas y diferentes puntadas. Solo así llegarás a la perfección. De acuerdo con los expertos, puedes hacer muestras en telas de algodón e hilo de bordar; para niveles más complejos, prueba con diferentes tejidos, texturas e hilos de bordar de diferentes colores. Empieza con uno solo tono y conforme veas tu trabajo, incorpora más colores.

Para ver como evoluciona tu trabajo, usa un color diferente, así como puntadas, y verás poco a poco el avance.

10 tejidos que te inspirarán a agarrar la aguja y el hilo

La naturaleza como fuente de inspiración

Si quieres un diseño original, dibújalo tú. Esbózalo de tal manera que no se traduzcan todos los elementos de las cosas. Puedes dibujar la silueta y agregar ciertas características del objeto. Cuando termines el bordado, agrégale elementos de tu día a día, así se verá mucho más real.

Vidrios

El vidrio cortado o esas ventanas que tienen elementos de colores son ideales para la inspiración. Estos patrones tienen contornos muy audaces y en su mayoría son diseños florales. Presta atención en los bordes, sombras y siluetas.

Diseños simples de formas geométricas

Estas figuras son muy fáciles de adaptar a un bordado. Agrégale detalles tuyos. Primero, calca la figura y después cópialo en la tela, así será más fácil de seguir los patrones.

Libros para colorear de los niños

Si tienes hijos o sobrinos pequeños, sabrás que los libros para colorear son muy buenos para crear bordados. Si no tienes pequeños en casa, compra uno y verás que hasta bordarás para decorar tu casa.

Imágenes prediseñadas

Basta poner en Google “imágenes prediseñadas” para que el buscador te arroje millones de diseños gratis y con excelente definición para hacer bordados.

Diseño de bordado como parte del patrón de la tela

Cuando bordas en una tela estampada, es cuestión de enfatizar o alterar el diseño precargado. Puedes usar un hilo de contraste para resaltar diferentes áreas o agregar colores como complementos o, bien, el mismo color, pero en diferentes tonos. Es muy fácil equilibrar el diseño de la tela estampada con el bordado. Cuida de no abarrotar o excederte con el bordado; mantén los matices y sé sutil con las puntadas.

Mosaicos

Estos y el bordado se parecen. Organiza diferentes bloques de teselas de colores para crear hermosos patrones en un lienzo en blanco. Busca mosaicos llamativos para crear bordados elegantes y vistozos.

Diseños de papel tapiz

Puedes ir a una tienda o buscarlos por internet. Estas plantillas se pueden convertir en hermosos diseños de bordados.

Garabatos

Dibuja garabatos abstractos y conviértelos en bordados modernos. Deja que la imaginación vuele. Es más, si tienes hijos o pequeños en casa, pídeles que dibujen algo; bórdalo y regálaselo. Será un gran gesto y recuerdo.

Bordados sin diseños

Una forma de comenzar un diseño sin dibujarlo primero es hacer una unidad central como un nudo francés o un agujero de ojal o un espejo y luego rodearlo con otras puntadas como de cadena o la puntada de espiga como borde.

Luego, esparce otros puntos como rayos.

En Google o Pinterest puedes encontrar muchos ejemplos.

Ahora sí, manos a la obra.

XOXO

BAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *