Ropa usada: La tendencia del futuro a la que no te podrás resistir

¡Feliz miércoles! Según las estadísticas, el año pasado los minoristas de moda representaron $35 millones en ventas, pero la ropa de segunda mano llegó a $24 mil millones. Los datos dictan que para 2028, la ropa usada venderá $64 mil millones, mientras que los minoristas solamente $44 mil millones.

According to a report, last year fast fashion retailers accounted for $35 billion in sales and used clothes behind them at $24 billion. The data predicts that by 2028, used fashion could reach $64 billion, while fast fashion retails will only be $44 billion.

¿Ubicas la serie de Netflix, ‘Girlboss’? ¡Algo así! Si no la has visto, se trata de la historia de Sophia Amoruso, quien al principio de sus 20’s, lanzó Nasty Gal, venta en línea de ropa usada. En los últimos años, los vendedores online como Grailed, Poshmark o TheRealReal han logrado que los usuarios compren ropa usada y vintage desde la comodidad de sus casas. Y si lo piensas, para las personas que ya tienen mucha ropa o que cambian constantemente, es una excelente oportunidad para ponerla a la venta.

Do you know the Netflix show, Girlboss? If you haven’t seen it, is about the story of Sophia Amoruso, who ran an empire at her early 20’s with Nasty Gal, selling used clothes online. In the past few years, online sellers such as Grailes, Poshmark or TheRealReal have created a way for shoppers to buy from their homes. And if you think it through, it is a great opportunity for people who have many clothes or change it constantly, to sell it.

Por ejemplo, las súper influencers o celebridades que tienen un mega clóset, ya sea que el look ‘está muy visto’ en sus redes o simplemente pasó de moda, podrán ponerlo a la venta a un precio más accesible para todos. Además, la tendencia también es el aumento en ventas de marcas socialmente responsables y amigables con el ambiente. El estudio dice que en 10 años, nuestros clósets estarán llenos de prendas con vidas pasadas.

For example, the super famous influencers or celebs who have big closets, whether the look is ‘seen’ or simply out of fashion, may put a price more accessible for everyone. In addition, the brands that will increase their sales will be socially responsible and environmentally friendly. The study says that in 10 years, closets will be full of clothes with past lives.

 

¿Te sumarías a esta tendencia?

Would you join this trend?

 

BAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *